El bueno, el malo y Flash

Últimamente, muchos pseudo expertos sobre usabilidad, estándares, y formatos de distribución han salido a la luz. No creo que tenga nada que ver con la decisión de Apple no de incluir soporte para Flash en el iPad, porque en internet nadie busca redundar con el único afán de ganar publicidad gratuita. Al menos, eso es lo que sucede en el País de las Maravillas.

En la Tierra, Flash sigue siendo el estándar para la distribución de video en internet, independientemente de los recursos que consuma o su origen propietario. Adobe facilitó a los generadores y distruibuidores de contenido el trabajo de garantizar compatibilidad a través distintos de navegadores y plataformas. Y las empresas usan lo que funcione para sus consumidores y su cuenta bancaria.

Pero Flash no sólo funciona para transmitir video, es una plataforma de desarrollo muy completa, y es utilizada por un buen porcentaje de diseñadores en Internet. Para alguien que no disponga del tiempo o recursos para aprender CSS/AJAX, Flash presenta una alternativa sencilla y rápida para crear un sitio.

La usabilidad de Flash es debatible, eso no lo niega nadie. En muchos sitios, el contenido solamente es accesible al pasar el mouse por encima de cierto elemento, pero esto no es posible en los teléfonos con pantallas táctiles (una página reconoce el toque de un dedo como el estado active, mientras que Flash necesita el estado hover), y por ende, el iPad. La decisión de Apple es muy sencilla: si tu plugin no provee una experiencia óptima para nuestros usuarios, no lo incluiremos.

El otro motivo principal (todos sabemos que el comercial es el primero) para no incluir Flash en el iPad por parte de Apple, es el rendimiento del plugin sobre OS X. Recién Flash Player 10.1 es una aplicación nativa en Cocoa, pero su estabilidad y velocidad en OS X y Unix está muy por debajo de la versión de Windows. Como el iPhone OS y iPad OS están basados en OS X, el rendimiento debería ser aún peor (debido a los procesadores más lentos en los dispositivos móviles).

Quién podrá defendernos de las garras de Adobe? HTML5? El que los “expertos” colocan como el salvador de la web, el final de la necesidad de usar plugins para reproducir videos. HTML5 me encanta, tiene muchas características útiles (empezando desde el Doctype) que permiten a los desarrolladores y diseñadores hacer su trabajo más eficientemente y divertirse en el camino, pero hasta que no sea un estándar adoptado en la mayoría de navegadores (Internet Explorer, te estoy mirando a ti), no puede competir contra Flash para distribuir video.

Y aún hoy, con los navegadores más modernos disponibles, la implementación de HTML5 por parte de YouTubeVimeo sufre de problemas de rendimiento y no dispone de características básicas presentes en la versión de Flash. Soy agnóstico en cuanto a plataformas, utilizo lo que mejor cubra mis necesidades. Y hoy en día, Flash es superior al <video> HTML5.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El bueno, el malo y Flash

  1. braulio dijo:

    Muy buen post arturo, deja ideas mas claras.

  2. sebas dijo:

    He estado leyendo este blog y es interesante. Lástima que no lo actualices.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s